La Propiedad Intelectual, es la rama del Derecho Público que contiene normas para proteger todo lo que concierne a las creaciones producto de la mente humana. Es la disciplina que protege las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas en un medio o soporte tangible o intangible.

DIVISIÓN DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

Esta disciplina jurídica, se divide en dos ramas el Derecho de Autor y la Propiedad Intelectual, Este concepto, se lo define así cuando se habla fundamentalmente de ella, desde un punto de vista económico y patrimonial. Sin embargo, no se tiene en cuenta que la Propiedad Intelectual, es también considerada un derecho humano que se constituye en una categoría fundamental de derechos de la persona como tal, el que es preciso distinguir de otros derechos que también pueden figurar en la ley pero que no constituyen derechos humanos.

LA PROPIEDAD INTELECTUAL COMO DERECHO HUMANO

Es así que podemos decir que la Propiedad Intelectual es un derecho inherente a la persona humana. Es por esta razón que cuando una empresa contrata a alguien y en particular a un investigador, toma la precaución que esa persona, le ceda los derechos que podrían derivarse de cualquier invento o innovación científica o técnica que aquélla realice.

En este punto, hablando en materia de un Derecho Humanos, se tiene que hacer referencia a la primacía del interés común o sobre los interese particulares, es igualmente valido al considerar el Derecho de Propiedad Industrial como derecho humano que surge del párrafo primero del artículo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que textualmente señala:

“TODA PERSONA TIENE DERECHO A GOZAR DE LAS ARTES Y A PARTICIPAR EN EL PROGRESO CIENTIFICO Y EN LOS BENEFICIOS QUE DE EL RESULTEN”.

De ahí podemos rescatar el hecho irrefutable que la Propiedad Intelectual, tiene una capital importancia social, porque protege los derechos que, de los creadores en los campos científicos artístico, científico literario, así como en el comercial.  Su importancia social, está dada tomando en cuenta que, desde todo punto de vista, protege al consumidor en cuanto a los servicios y productos que consume, otorgándole la identificación de su origen y calidad.

IMPORTANCIA SOCIAL Y EMPRESARIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

Verificamos también, la importancia social de la Propiedad Intelectual, porque al proteger los bienes intangibles de toda empresa y constituirse en un incentivo para autores, creadores, emprendedores y empresarios para seguir creando e innovando, lo que se traduce asimismo en desarrollo tecnológico que beneficia a toda la sociedad en su conjunto.

La importancia empresarial de la Propiedad Intelectual, está dada porque efectivamente es la rama jurídica que brinda protección a las marcas, patentes, diseños industriales, modelos industriales y creaciones vinculadas de toda empresa. Es así que, gracias a ella, se identifica cuando un producto es original o copia, brindando la información precisa al consumidor sobre quien es el creador o solicitante de un bien intangible. Por otra parte, las normas de Propiedad Intelectual, les dan a los creadores de bienes intangibles, la exclusividad en su uso y explotación, como un justo reconocimiento al trabajo realizado.

Toda creación que se haga de una empresa, puede convertirse en un ingreso económico y es ahí el momento en el que la Propiedad Intelectual, se convierte en un activo empresas. Gracias a esos activos que se convierten en capital intelectual, las empresas pueden ganar relevancia y una ventaja competitiva frente a los otros agentes del mercado. Tiene así el empresario, la posibilidad de entrar a competir inclusive a nivel regional, nacional y regionalmente, brindando sin lugar a dudas una garantía al consumidor de los productos o servicios que la contienen. Hoy en día donde la innovación se va dando en todos los ámbitos y que se van proliferando nuevos negocios, empresas y emprendimientos, es de vital importancia que los emprendedores, empresarios y todos los dueños de negocios, protejan la Propiedad Intelectual a través de sus diversas categorías. De esa manera, evitaran que sus ideas, esfuerzo y trabajo realizado sea objeto de mal uso y apropiación indebida.

Se debe enfatizar entonces que el acudir a la protección que otorga la Propiedad Intelectual, en definitiva, facilitará que toda empresa sea más competitiva y pueda gestionar de mejor forma los riesgos que genera el mercado, haciendo que sea difícil que sus activos intangibles sean vulnerados por terceros.

LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN BOLIVIA

En Bolivia el marco normativo de esta materia, está compuesto por la Ley 1392 de Derecho de Autor, y la Decisión 351 de la Comunidad Andina de Naciones Mientras que el campo de la Propiedad Industrial, se tiene a la Ley de Privilegios Industriales de diciembre del 1916, la Ley Reglamentaría de Marcas de enero 1918 y la Decisión 486 de la Comunidad andina, norma que es la que hoy se aplica en toda su extensión.

El ente encargado de velar y conceder los Derechos de Propiedad Intelectual es el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual. Esta entidad de naturaleza desconcentrada del Poder Central, cumple su rol de acuerdo a las normas que hoy rigen la materia al respecto, No obstante, ese hecho, resulta evidente que, pese a ello, lamentablemente y debido a no contar con los mecanismo y normas complementarias, esta institución del Estado, no llegue a otorgar una clara seguridad jurídica a todos los titulares nacionales y extranjeros en la protección de sus derechos.

Fuera de ello, se debe reconocer que, en nuestro país, lamentablemente, no tenemos, una adecuada cultura de Propiedad Intelectual, debido a la falta de concientización y educación sobre la capital importancia que tiene esta dicha debilidad y carencia. Debe ser encarada por las instituciones como SENAPI, más ahora que nunca, debido a los avances de la tecnología y las innovaciones constantes que se están dando a cada momento. Partiendo de esa realidad, es imperativo que se realicen campañas masivas de concientización y de educación, no solo en el mundo empresarial y del emprendimiento, sino en el ámbito social en general. Esto con el fin que el consumidor y la sociedad en su conjunto, tenga conocimiento de cómo se pueden proteger los productos del intelecto, para que no sea engañada con productos y servicios que no son los originales y que todos sean advertidos de lo los daños que puede sufrir el consumidor, consumiendo productos falsos, así como el enorme perjuicio que ocasiona el adueñarse de trabajo ajeno.

Sin lugar a dudas, un problema realmente serio que existe en Bolivia es la edición abusiva de libros, software, música y otros. Nuestra firma, Landívar & Landívar, con más de 60 años de experiencia trabaja en distintas áreas legales y una de ellas es la Propiedad Intelectual, donde mediante nuestro equipo especializado, ofrecemos el asesoramiento adecuado en cuanto a registro de marcas, patentes, diseños industriales y al mismo tiempo, la administración de su portafolio y las defensas respectivas de las mismas.

Debemos así hacer énfasis que  la  defensa de los derechos que consagra la Propiedad Intelectual es realmente de capital importancia para incentivar la creatividad y premiar el talento, promoviendo así la creatividad y la innovación, con el fin de crear un mundo mejor.